Big Data

La importancia del Big Data en la automoción

El Big Data es un factor clave en la postventa del sector automoción por la información que facilita a los fabricantes de coches y las empresas relacionadas.

Cada día pasamos más tiempo conectados a Internet, ya sea desde los dispositivos móviles, desde el ordenador de casa o desde nuestro propio vehículo.

La realidad del coche conectado está abriendo oportunidades de negocio, ya que los nuevos sistemas telemáticos ofrecen un nuevo modelo gracias a la cantidad de información que este facilita.

Por lo que las empresas del sector de la automoción están avanzándose a la situación y replanteándose su estrategia, que evoluciona a causa de este nuevo paradigma.

 

Las ventajas para el conductor

En los próximos años los beneficios para el usuario estarán basados en la experiencia de la conducción, que mejorará en cuanto al ahorro de energía (ya que será más ecológico), la seguridad, la fiabilidad, la movilidad inteligente y la asistencia técnica, entre otros. Esto es lo que pretenden desde la compañía Wejo, como apuntaba su CEO Richard Barlow en una de las conferencias realizadas en el Congreso Automotive Hub dentro de los actos del salón Automobile Barcelona 2017.

Esta compañía ha creado una aplicación móvil que al ser utilizada mientras se conduce consigue información que permite optimizar la seguridad del conductor y además ahorrar en el seguro del coche.

Con este ejemplo podemos ver cómo los datos que generamos en las diferentes aplicaciones móviles de nuestro vehículo son gestionados para aportar un valor añadido al conductor del coche conectado.

Coche conectado

¿Cómo se aplicará el El Big Data en el sector de la automoción?

Todos estos datos que se obtienen desde diferentes áreas se analizarán de forma precisa para aplicarse a la hora de incrementar los beneficios, dependiendo del sector, como apuntaba Davide de Sanctis, Country Manager de OCTO Telematics, en el mismo debate.

Como en la fabricación de nuevos modelos de coches, lo que aumentará las cifras del mercado por la aportación de nuevos servicios, como hemos mencionado anteriormente, en diferentes áreas del coche, como la tecnología (con nuevos sensores), la industria con servicios de movilidad, la regulación de los coches autónomos y las tendencias del usuario, que consumirá un servicio en lugar de un coche. Y el retorno de la inversión implicará una mayor eficiencia.

Automotive Hub

La seguridad y el Big Data

En el futuro próximo en el ámbito de los seguros de coche se establecerán diversas relaciones entre compañías que ofrecerán un servicio personalizado al conductor, dependiendo de los datos obtenidos por su tipo de conducción. Porque ya lo sabrán todo a partir del Big Data que obtengan a partir de los dispositivos que estén conectados al vehículo.

Se estima que en 2020 el 90% de los coches serán coches conectados.

El marco legal del coche conectado

El coche conectado genera una gran cantidad de datos y todavía no sabemos quién tendrá el control de los mismos. Lo que sí que está claro es que generarán conocimiento y las empresas los utilizarán para mejorar la experiencia del cliente, así como para ofrecerle servicios más personalizados.

Ya son algunas las compañías, como Tesla, una de las automovilísticas pioneras en la fabricación del coche autónomo y conectado, que está creando alianzas estratégicas con empresas de telecomunicaciones como Telefónica para gestionar esta información.

Otras en cambio se han inscrito a la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) para prestar servicios telemáticos en España.

Desde la Comisión Europea apuntan que la privacidad, la seguridad, un marco legal unitario y la interoperabilidad serán los retos más significativos de los coches conectados. Ya que actualmente no existe una ley que regule esta situación.

Coche Conectado

Big Data: el rastro que dejamos al bucear por la red

Como conclusión podemos apuntar que con los datos que proporcionamos los usuarios al navegar por Internet y de la huella que vamos dejando pueden saber todos nuestros gustos y costumbres y por lo tanto desde los departamentos de marketing ofrecernos un producto perfecto para nosotros, como ya hacen Google y Facebook, por ejemplo, cuando navegamos por la red.

Otra de las preguntas que nos hacemos es ¿Podrán hackear nuestros coches? ¿Qué opinas?

Sobre el Autor: Natalia Iváñez

5 comentarios a “La importancia del Big Data en la automoción”

PuedesDeja una Respuesta o Rastrear esta publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.